jueves, 1 de enero de 2009

Feliz 2009

Los años siempre comienzan deseando el bien a los demás, hasta a los adversarios. Por ello hay que extender los buenos deseos hasta a los gestores de la cosa pública, y que sean también muy felices, pero en cualquier otra ocupación que de buen seguro desempeñaran con plena eficacia y mucho mejor que las labores que actualmente ejercen. Está claro que los agobios del cargo acarrean múltiples sinsabores, agobios y estrés; es imposible contentar a la vez a un tan variopinto grupo de demandantes (nacionalistas, feministas, ecologistas, amantes de la memoria histórica, progresía variada y más) y tener que soportar las críticas del resto.

Entonces, ¿Por qué no huir del mundanal ruido y dedicarse a menesteres más gratificantes a la par que relajados? Por ejemplo, hay un paraíso laico en la horticultura, pasatiempo que proporciona enormes satisfacciones, como criar calabazas en vez de recibirlas.






















O llevar una vida plácida y descansada que huye del mundanal ruido para refugiarse en los tranquilos salones del Hogar del Pensionista, donde el disfrute de bailar pasodobles alegra cuerpo, mente y espíritu. Otros también se alegrarían de que algún preboste se dedicara a tales ocupaciones, entre otras cosas porque ya no se dedicarían a los menesteres que solían.

Feliz Año Nuevo.

1 comentario:

GKCh dijo...

Feliz 2009, Chinito.
Aunque ya te había felicitado el año nuevo, aquí aún no lo había hecho. Que la fortuna te colme de dicha y sigas exhibiendo el buen humor que te distingue.
Me han encantado las fotos de ZPuff. Sobre todo la de pensionista bailón. Jejeje... A ver si se jubila ya el muy mostrenco.
Un fuerte abrazo