domingo, 12 de julio de 2009

Reflexiones en un 12 de Julio

En estas alturas del verano algunos medios de comunicación, cada vez menos, por desgracia, nos recuerdan a los españoles aquel trágico doce de julio cuando fue asesinado Miguel Ángel Blanco. Los años van pasando y su recuerdo se va diluyendo pero siempre estará en nuestros corazones.

Con este trágico suceso siempre se reabre la polémica sobre si el gobierno de aquel entonces debió ceder o no. He tenido alguna discrepancia en estos años con familiares que eran partidarios de la primera opción. Alguna me dijo que si ella hubiera sido la madre de Miguel Ángel Blanco hubiera odiado a Aznar toda su vida por permitir que mataran a su hijo, total sólo la ETA pedía el acercamiento de los presos y que se podía haber concedido. Frente a estas opiniones, puede responderse con dos argumentos:


1. Si el Gobierno de entonces hubiera cedido, probablemente le hubieran seguido reteniendo y pidiendo más concesiones hasta que alguna se rechazara. El final habría sido el mismo, su asesinato.

2. Tras la cesión, posiblemente le hubieran dejado libre, pero al poco secuestrarían a otro con un nuevo chantaje y peticiones aún más imposibles. Resultado final: Otro asesinato.


Aunque sea duro, no se debe ceder nunca ante los terroristas, pero ved como la sociedad es maleable y manipulable hasta extremos insospechados. Se admiten opiniones para saber quién esta más cerca de tener la razón. Saludos.


1 comentario:

GKCh dijo...

Hola, amigo:

Una entrada muy interesante, como siempre. Ya sé que no sueles aceptarlos, por las razones que sean, pero es mi obligación comunicarte que tienes un nuevo premio a tu nombre en mi blog. Pásate cuando quieras a recogerlo. Ya sabes: es un signo de amistad.

Un abrazo